VIDEO

Loading...

sábado, 7 de noviembre de 2009

La Xunta descarta anular las oposiciones en las que investiga posibles filtraciones
La CIG presenta la denuncia ante la Fiscalía para que estudie si hay indicios delictivos
Los miles de opositores que se presentaron a las pruebas de acceso al cuerpo administrativo de la Xunta (C1) y al primer examen de auxiliar administrativo (C2) no tendrán que volver a preparar los exámenes. La Dirección Xeral de Función Pública, que está investigando posibles filtraciones en unas pruebas en las que tres hermanos figuran entre los mejor calificados, ha descartado la posibilidad de anular los ejercicios que se realizaron en el recinto ferial de Silleda el 19 de septiembre y el 3 de octubre.
Medidas contundentes
Pese a que la teoría de la repetición de los exámenes se extendió a lo largo de la jornada de ayer en el ámbito de las academias, fuentes consultadas señalaron que entre las medidas contundentes que ultima Función Pública en relación a este caso no figurará la suspensión de las pruebas realizadas, porque entiende que implicaría un daño irreparable para todos los que se presentaron.
Mientras la Xunta apura sus pesquisas internas, la CIG abrió ayer una nueva línea de investigación sobre el asunto, al presentar una denuncia ante la Fiscalía para que estudie si hay indicios delictivos en las circunstancias que rodean el caso. Entre los motivos que alimentan las sospechas de esa central sindical, de las que también alertaron el CSIF y la plataforma MIEP, está el hecho de que tres hermanos figuren entre los cinco opositores con mejores notas en el grupo C1, y de que repitieran el éxito 15 días después, al colarse entre los 16 primeros del examen C2. La CIG sostiene que la estructura de las notas evidencia «accións dolosas de filtración de documentación». Pide que se investigue al respecto si hay o hubo relación contractual entre la empresa Martínez Otero Gestión y la Xunta o la Fundación Semana Verde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario